overcast, rain
Th 18.4.
8/11°
overcast
Fr 19.4.
6/12°
overcast, rain
Sa 20.4.
4/11°

Smíchov y Zbraslav

En la ribera opuesta del Vltava se encuentra el barrio de Smíchov que se extiende a lo largo del río hasta llegar a Petřín y al barrio Malá Strana. Siendo un barrio marginal, entró en la historia desde la época de Wenceslao II, quien en 1297 preparó una gran fiesta de coronación, según cuenta la crónica de la época, para 190 000 distinguidos invitados y sus acompañantes. Hasta el siglo XIX, estuvo escasamente poblado en la zona de todo el camino que conduce a Zbraslav y a Pilsen. Surgieron aquí caseríos de aristócratas y burgueses (Bertramka, Šmukýřka) y más tarde también los castilletes. De los monumentos más antiguos de la ribera del Vltava, situados en la isla Petržilkovský ostrov, se conserva aún en buen estado la torre de agua de Malá Strana, de estilo renacentista (1562). El parque de los alrededores actualmente se utiliza para la recreación de niños. No muy lejos de aquí, pero más allá de la ribera, se levanta el castillete barroco, llamado Portheimka o Buquoyka, construido por K. I. Dienzenhofer en 1725 y cuyos frescos son obra de V. V. Reiner. La armonía de ambos excelentes artistas hizo que se creara la obra más hermosa del barroco tardío checo. El parque, que originalmente pertenecía a la villa, se extendía hasta el Vltava, convirtiéndose en las bases del parque botánico, en el año 1775. En la zona aledaña a Portheimka fue construida la iglesia de San Wenceslao, de estilo neorrenacentista por Antonín Barvitie, después del año 1884. Ilustra el adelanto del Smíchov en el siglo XIX, en la época en que se transformó en un barrio industrial. En estos momentos, su centro es la intersección El Ángel, en cuyos alrededores han ido creciendo los edificios más modernos en contraste con los restos de construcciones antiguas de estilo clasicista. En la intersección se destaca el centro comercial y administrativo, El Ángel de Oro (Zlatý anděl), hecho de cristal y aluminio por Jean Nouvelle en los años 1996-2000. En las alturas del industrial barrio de Smíchov, también obrero y comercial, se empinan las Colinas de Barrandov en donde Joachim Barrande descubrió una serie de excepcionales fósiles de animales de la Edad Antigua a principios del siglo XIX. En Barrandov se encuentran los prestigiosos estudios cinematográficos, de donde se originó el restaurante-mirador. En estos confines se encuentra también el glorioso edificio Bertramka, una residencia suburbana del siglo XVII, remodelada a mediados del siglo XVIII, ocasión en que recibió al huésped W. A. Mozart. Éste residía en este lugar con sus amigos, el pianista Fr. X. Dušek y su esposa Josefína, y algunas de sus obras las compuso en este lugar. Actualmente, aquí se encuentra el Museo de W. A. Mozart y los esposos Dušek, además, en el interior de la instalación y en el jardín contiguo se organizan conciertos.

Un poco más al sur de la ribera izquierda del Vltava está el barrio Zbraslav. Aquí se encontraba el conocido monasterio cisterciense, gótico, el cual debía haber servido de tumba para guardar los restos de los reyes checos. A principios de las guerras husitas fue totalmente destruido. El aspecto actual es mérito de la colaboración entre J. Santini, K. I. Dienzenhofer y V. V. Reiner. Hoy en día, toda esta área, incluyendo el parque colindante, constituyen un verdadero oasis de paz y el sitio donde se guardan las colecciones de arte asiático de la Galería Nacional. Más allá de Zbraslav, al otro lado de la ribera del Vltava – en Na Závisti, se observan los restos de un antiguo “opido” céltico de 170 ha, enmurallados con una compleja fortificación de 9 Km de largo.