overcast, rain
Th 18.4.
8/11°
overcast
Fr 19.4.
6/12°
overcast, rain
Sa 20.4.
4/11°

Libeň, Vysočany, Karlín, Žižkov y Vinohrady

En la ribera sur del Vltava, al sur de Troya y por todo lo largo de la Ciudad Nueva se prolonga una franja de barrios urbanos (como por ej., Libeň, Vysočany y Karlín), los cuales se fueron transformando paulatinamente de colonias románicas o góticas, en caseríos suburbanos agrícolas y en castilletes, hasta que el siglo XIX los llevó a la ciudad como zonas industriales y de viviendas.

Karlín es un caso diferente. Hasta el año1817 aquí prosperaron huertos de verduras y el famoso castillete Růžodol de Schönfeld, en el que se venían haciendo representaciones teatrales en checo desde el siglo XVIII. De las construcciones originales se conserva el Asilo de inválidos (Invalidovna). Pero el año 1817 lo cambió todo. En aquel entonces, se programó totalmente la fundación del barrio suburbano de Karlín y se le estructuró, siguiendo los principios del urbanismo clasicista; recibió este nombre por Karolína Augusta, esposa de Francisco I. Muy pronto comenzó a crecer la construcción de edificios de familias, de estilo imperio, parte de los cuales se conservan en buen estado. Karlín era el barrio más moderno de Praga. Aquí nació la primera planta de gas que garantizaba el alumbrado público, el cual salía de este lugar y se extendía por toda Praga, por aquí marcharon también los primeros tranvías praguenses. Los edificios de los centros manufactureros y fábricas (actualmente no funcionan) amenazaban con derrumbarse y por supuesto con la desaparición del carácter singular del barrio, pero en el año 1999 fue terminado el palacio Karlín y Corso Karlín, en el 2001. El ilustre Riccardo Beaufil reparó los muros viejos de las fábricas y les puso la actual fachada de acero y cristal, además animó el edificio de David Černý con su estilo personal. Y es así como surge un nuevo centro, al lado del centro de la Plaza de Karlín.

La colina boscosa de Žižkov colinda con el extremo sur de Karlín y por el abajadero sur de éste se extiende el barrio de igual nombre, el cual se abarca más terreno, por lo que llega hasta Vinohrady. En la época medieval, estas zonas eran viñedos, en los que más adelante crecieron villas y castilletes. Sin embargo, no siempre reinaba la calma en este lugar. En la colina de Žižkov, originalmente Vítkov, fue donde se rompió el cerco de la Praga husita, en el año 1420 y el numeroso ejército de la Cruz, perteneciente al rey Segismundo Luxemburgo salió huyendo, cundidos por el pánico. Este gran triunfo de las guerras husitas es rememorado por el Monumento a la Liberación Nacional en Vítkov (1929-32). En los años 1931-1941 Bohumil Kafka creó para Vítkov el monumental conjunto escultórico de bronce a Jan Žižka, líder triunfal de los husitas. Se trataba de una estatua ecuestre de bronce más grande del mundo (de unos 9 m de altura y de largo y con un peso aproximado de 17 t). Además de ser un homenaje a la victoria de los husitas, también se hizo para festejar las legiones checoslovacas de la Primera Guerra Mundial, de forma similar al actual edificio del Museo de la Resistencia y el Ejército, en las cercanías de Vítkov. Desde aquí los turistas pueden apreciar las inolvidables vistas de Praga.

Durante el terrible azote de la peste, en el año 1680, surgió el cementerio de la peste en el histórico Vítkov y desde el año 1784, se convirtió en el cementerio principal praguense (Cementerio de Olšany, Cementerio Judío y Cementerio de Vinohrady). En el cementerio judío está sepultado también Franz Kafka, entre otros, el Cementerio de Olšany guarda los restos de la mayoría de las personalidades ilustres de la Praga de la época moderna. En el siglo XIX se produjo la división de Žižkov de Vinohrady, ya que se había convertido en un barrio obrero, mientras que Vinohrady se había transformado en un lujoso barrio residencial. La época contemporánea también llega hasta esta parte de Praga – la telemisora de Praga en los parques de Mahler,la cual fue construida entre los años 1987-1990 y se llegó a convertir en la dominante de la ciudad (216 m). David Černý la decoró con babélicos niños de brazo.