overcast, rain
Sa 21.9.
8/11°
overcast
Su 22.9.
6/12°
overcast, rain
Mo 23.9.
4/11°

El convento de san Jorge, las calles Vikářská y Jiřská

El convento benedictino de San Jorge se cuenta entre los edificios más viejos del Castillo de Praga. El frontal barroco de la iglesia esconde una basílica de 920 fundada por Vratislav I, padre de San Venceslao. Hoy día tiene aquí su sede el Museo Nacional de Arte (Národní galerie) y en este lugar se encuentran las colecciones del arte rodolfino y barroco (H. von Aachen, B. Spranger, A. de Vries K. Škréta, P. J. Brandl, V. V. Reiner, F. M. Brokoff, M. B. Braun).

,  Libor Sváček, archiv Vydavatelství MCU s.r.o.

El interior de la basílica de San Jorge es resultado de las reconstrucciones de mediados del siglo XII. El convento fue fundado en 973 -es el más antiguo del país- y servía como institución de educación para las hijas nobles del Reino Checo. En la iglesia del convento están enterrados los príncipes premislidas, como el fundador de la iglesia, Vratislav I (+921) y su madre, abuela de San Venceslao – Santa Ludmila (+921). La bóveda del ábside de la nave principal y las bóvedas de llaves de las dos naves laterales están decoradas con pinturas murales de principios del siglo XIII.

El portal sur renacentista de la basílica de San Jorge con el tímpano frontal que representa a San Jorge matando al dragón es probablemente obra de B. Ried (1515).

,  Libor Sváček, archiv Vydavatelství MCU s.r.o.

La parte norte de la plaza Svatojiřské está conectada con la calle Vikářská, desde la cual se puede pasar hacia la fortificación norte que tiene la torre artillera Mihulka, construida por B. Ried a finales del siglo XV. Nunca ha servido para fines militares y vivió en ella, por ejemplo, el fabricante de bronce T. Jaroš y, durante la época de Rodolfo II, en su interior se instalaron talleres alquimistas. Finalmente se utilizó como almacén de pólvora, que explotó en 1645 aunque, gracias a su sólida estructura, la torre soportó la deflagración.

,  Libor Sváček, archiv Vydavatelství MCU s.r.o.

La calle Jiřská está bajando junto al lado sur del Convento de San Jorge. Enfrente del convento encontramos el Instituto de las nobles que fue construido a partir de 1753 (según los planos de N. Pacassi) en el lugar de lo que había sido un palacio renacentista de los Rožmberk. La calle Jiřská luego sigue bordeando el Palacio de los Lobkovic (aquí se expone una parte de las colecciones del Museo Nacional) y el edificio renacentista del Burgraviato Superior (1555) dirigiéndose hacia la románica Torre Negra.

,  Libor Sváček, archiv Vydavatelství MCU s.r.o.

El área del Burgraviato Superior (“presidencia del gobierno medieval”) fue restaurada pero el interior conserva una parte del mobiliario renacentista original. La Torre Negra románica de 1135 servía de cárcel. Al lado de la Torre Negra se halla la Puerta Oriental renacentista (construida a partir de 1560) que se abre a la Escalera Vieja del Palacio encarada a la Ciudad Pequeña y a Opyš, donde hay un mirador en el lugar originario de la fortificación. Antiguamente, un cañonazo desde este lugar anunciaba a los praguenses el mediodía.

,  Libor Sváček, archiv Vydavatelství MCU s.r.o.

De la calle Jiřská se puede girar a una agradable calle llamada “Callejuela del Oro”. Sus pintorescas construcciones renacentistas están adosadas a la fortificación y parecen las viviendas de los sirvientes y la tropa de guarnición. Aquí concretamente vivieron los “inútiles”, desde 1591 los tiradores del Castillo y luego los orfebres. Durante un corto periodo de tiempo también vivió aquí Franz Kafka (1916–1917).